review con precio, características y opinión

Cargando ...
Cargando ...
Cargando ...


Cargando ...

Google Nest Mini 2019

El primer Google Home Mini se coló en mi vida hace cerca de un año. Ahora, tres de estos pequeños dispositivos ya ocupan distintos rincones de mi casa. Está bastante claro que, a mí, Google no necesita convencerme de la utilidad de estos altavoces, pero puede que ese no sea tu caso.

Por eso la marca lanza, dos años después, una renovación de su altavoz inteligente más básico y asequible. Solo que ahora ya no se llama Home Mini, sino Google Nest Mini, y además suena mejor que el anterior pese a costar lo mismo. Pero hay más cosas que debes saber sobre él.

Ficha técnica del Google Nest Mini

Nombre Terminal
Google Nest Mini
Dimensiones98 mm de diámetro, 42 mm de alto
181 gramos de peso
Cable de alimentación de 1,5 metros
MaterialParte superior: tejido resistente fabricado con plástico 100% reciclado de botellas
Carcasa: fabricada con al menos un 35% de plástico reciclado
AltavocesSonido envolvente en 360 grados con un transductor de 40 mm
Micrófonos3 micrófonos de largo alcance
CámaraNo
ProcesadorCPU ARM de cuatro núcleos de 64 bits a 1,4 GHz
Hardware de aprendizaje automático de alto rendimiento
Conectividad802.11b/g/n/ac (2.4 GHz/5 GHz) Wi-Fi, Chromecast integrado, Bluetooth 5.0
SoftwareAsistente de Google integrado
Compatible con Android y iOS (app Google Home necesaria)
AlimentaciónAdaptador de corriente de 15 W

Lo mejor del Google Nest Mini

Audio

Google introdujo el primer Home Mini en 2017, con el objetivo de acercar a un mayor público las capacidades del Asistente de Google en un altavoz inteligente cuyo precio no superaba los 60 euros. Teniendo en cuenta que, en comparación, el Google Home original costaba cerca de de 30 euros más, estaba claro que la calidad del sonido no sería su mayor virtud.

Y así fue. Sin ser malo, el audio del Home Mini fue en ocasiones comparado al de smartphones de gama alta, y considerado notablemente inferior al del Google Home en lo relativo a calidad.

Ahora, eso cambia. Google asegura que los graves del Nest Mini son el doble de potentes que los del modelo original, y lo cierto es que la diferencia se nota.

El mayor cambio lo encontramos en la capacidad del altavoz de reducir la distorsión en niveles altos de volumen, lo cual ayuda a que el Nest Mini sea capaz de generar un sonido más claro, comprensible, y sobre todo, más audible incluso cuando estamos en una habitación distinta.

Google Nest Mini en color carbon

La calidad del sonido también sube de nivel. Aunque la ecualización tiende a apoyarse demasiado en los graves –algo que se puede solucionar gracias al ecualizador integrado en la app Google Home–, se agradece el sonido cálido y redondo que emite su altavoz de 40 milímetros de diámetro.

Durante estas semanas de prueba, también he sido capaz de apreciar una mejor detección de los comandos de voz, me temo que gracias al tercer altavoz que introduce el Nest Mini.

Para cerrar el apartado relativo al sonido, es necesario comentar que el audio puede ser aún mejor cuando se aprovecha una de las peculiaridades de esta nueva generación del altavoz como lo es la capacidad de colgarlo de la pared.

Diseño

Nest Mini

En lugar de introducir un diseño totalmente nuevo con esta segunda generación del Nest Mini, Google ha decidido tomar el camino, en mi opinión, más acertado. El Nest Mini es, salvo por pequeños detalles, visualmente calcado al modelo original. Volvemos a estar ante un pequeño dispositivo circular cubierto de tela, con una carcasa inferior de plástico que alberga el conector de alimentación y el interruptor para activar o desactivar por completo el micrófono, así como el nuevo soporte de pared integrado que permite colocar el altavoz en cualquier lugar de la casa –siempre y cuando haya un enchufe cerca–.

Como detalle interesante, conviene mencionar el hecho de que el tejido de su parte superior está hecho en su totalidad de botellas de plástico recicladas, algo de agradecer teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo asequible, que potencialmente llegará a estar en los hogares de millones de personas de todo el mundo.

Además de eso, la decisión de Google de no llevar a cabo cambios demasiado apreciables en la apariencia del dispositivo, hace que el Nest Mini no destaque sobre el resto de “Home Minis” que pudiéramos tener en nuestra casa, algo importante para aquellos maniáticos del orden que estuvieran pensando en añadir uno de estos nuevos modelos a su hogar conectado.

Pero sí que hay algún que otro cambio interesante. Para empezar, el conector de alimentación ya no es microUSB, sino que Google usa ahora un conector circular estándar. Además, a los LEDs de la parte superior se suman otros dos laterales, que indican la posición de los botones capacitivos para subir y bajar el volumen. En ese sentido, ahora también es posible pulsar en la parte central del altavoz para pausar o reanudar la reproducción multimedia.

En definitiva, salvo por el nuevo conector de alimentación, que realmente no supone ventajas ni inconvenientes en lo relativo al uso del dispositivo en el día a día, el resto de detalles introducidos ayudan a hacer que la experiencia con el Nest Mini sea más intuitiva.

Utilidades

Controles del Nest Mini

Quienes ya utilicen y saquen partido a Google Assistant, probablemente no necesiten saber todo lo que este asistente virtual puede hacer por ellos. Y si no, basta con echar un vistazo a nuestra guía del Asistente de Google en Android y Google Home.

Por tanto, este no es el momento de pararse a examinar uno por uno todos los comandos de voz que se pueden ejecutar en Google Assistant a través del Nest Mini. Basta con recordar que, simplemente diciendo “Hey Google” o “Ok, Google” en voz alta, el altavoz se activará y será posible realizar consultas o gestionar dispositivos de nuestro hogar conectado. También existe la posibilidad de reproducir contenido directamente en el altavoz gracias al Google Chromecast incorporado, ya sea pidiéndoselo al propio Asistente o bien enviando el contenido desde nuestro móvil o tablet.

Como novedad en este sentido, se introduce un nuevo motor de inteligencia artificial integrado en el altavoz, que aprende de nuestras preguntas y consultas simples realizadas con más frecuencia para contestarlas lo más rápido posible en un futuro y sin necesidad de consultar en Internet. Lamentablemente, esta función solo está activa en Estados Unidos por el momento.

Otras funciones nuevas son la capacidad del dispositivos de ajustar automáticamente el nivel de volumen dependiendo del sonido ambiente, característica que no será del todo apreciable en caso de tener el altavoz situado en una habitación u oficina libre de ruido; o la capacidad de encender los LEDs superiores cuando nos acercamos al Nest Mini mientras se reproduce audio para comprobar rápidamente el nivel de volumen, gracias a un nuevo emisor ultrasónico. Una función muy similar a esta, por cierto, también está disponible en la pantalla inteligente Google Nest Hub gracias a una actualización reciente.

Opinión y reflexiones finales de Andro4all

¿Y ya está?, ¿qué hay de “lo peor del Nest Mini”? Sinceramente, es tan difícil encontrarle pegas reales a este dispositivo que veo totalmente innecesario dedicar un apartado a sus inconvenientes. Es cierto que no está exento de carencias –sobre todo el hecho de que algunas funciones solo estén disponibles en Estados Unidos–, y que no introduce novedades esperadas como un conector para auriculares de 3,5 milímetros, pero en mi opinión quedan más que justificadas por las mejoras en términos de calidad de audio y experiencia de usuario, y el hecho de que su precio no haya aumentado.

Eso no significa que, si ya tienes un Home Mini, merezca la pena sustituirlo por esta nueva edición; al fin y al cabo, un dispositivo de este tipo está pensado para durar mucho más allá de los dos años de vida que tiene el modelo original. En cambio, si tu idea es la de ampliar el número de altavoces inteligentes de tu hogar conectado, el Nest Mini es a día de hoy el que ofrece mejor equilibrio entre calidad de audio, facilidad de uso y precio.

Interruptor del micrófono del Google Nest Mini

Precio y dónde comprar el Google Nest Mini

Todo aquel que lo desee, puede hacerse con el Nest Mini de segunda generación desde el pasado 21 de octubre a través de Google Store. Como comentaba antes, su precio no ha variado frente al del Google Home Mini del año pasado, sino que se mantiene en los mismos 59 euros. Se puede comprar en colores Tiza y Carbón Vegetal.

Google Nest Mini, opinión y nota de Andro4all
¿Debería comprar el Google Nest Mini?
A favor
  • Audio mejorado frente a la pasada edición
  • Sigue costando 59 euros
  • Mismo diseño minimalista, ahora con la ventaja que aporta el sistema de anclaje a la pared
  • Experiencia más intuitiva gracias a pequeños cambios
En contra
  • La principal novedad de Google Assistant solo está disponible en Estados Unidos
ConclusionesEl Nest Mini es un Google Home Mini con una mejor calidad de audio, que además introduce cambios que aportan aún más valor a la experiencia, y todo por el mismo precio de siempre.
Puntuación

9.0Google Nest Mini

¿Un audio mejorado y el mismo precio de siempre? Sí, gracias.

¡Únete a nuestro canal de Telegram con lo más destacado del día y las mejores ofertas Android!

Únete a nuestro canal de Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *